Jueves 22 de Octubre de 2020

Hoy es Jueves 22 de Octubre de 2020 y son las 08:40 PUBLICITE EN FM AMANECER y EN ESTE PORTAL INFORMATIVO – Solicite promotor publicitario al 02392-15404730 o pida presupuesto enviando un mail a fmamanecer3l@gmail.com

  • 11.9º
  • Nublado

RELIGION

14 de diciembre de 2012

EL PECHO DE UN AMIGO por Padre Carlos Arive

Se acerca la Navidad y con ello sentimientos muy fuertes en la vida de las personas, las familias y el colectivo humano. No es raro que en esta época muchos estén planeando la reunión familiar con mucha ilusión. Otros no tanto, hay en la familia “asuntos” a tratar, cosas para arreglar. La cultura del consumismo nos impondrá a papa Noel-ajeno a nuestras tradiciones-y con los “regalos” taparemos muchas de nuestras deficiencias afectivas y familiares. Otros necesitaran sacar de lo profundo del alma aquello que los agobia, ahoga o lo que no los deja ser plenamente como quisieran. Otros ni siquiera registraran la motivación profunda de la fiesta o tendrán otra fe o simplemente a muchos ya ni siquiera les interesa. Así nos hizo Dios, libres y responsables de nuestro porvenir.
(Lea la nota completa haciendo click en el título)

Se acerca la Navidad y con ello sentimientos muy fuertes en la vida de las personas, las familias y el colectivo humano. No es raro que en esta época muchos estén planeando la reunión familiar con mucha ilusión. Otros no tanto, hay en la familia “asuntos” a tratar, cosas para arreglar. La cultura del consumismo nos impondrá a papa Noel-ajeno a nuestras tradiciones-y con los “regalos” taparemos muchas de nuestras deficiencias afectivas y familiares. Otros necesitaran sacar de lo profundo del alma aquello que los agobia, ahoga o lo que no los deja ser plenamente como quisieran. Otros ni siquiera registraran la motivación profunda de la fiesta o tendrán otra fe o simplemente a muchos ya ni siquiera les interesa. Así nos hizo Dios, libres y responsables de nuestro porvenir.

Es que el nacimiento de Jesús, por ser el acontecimiento central de la historia, el Hijo de Dios se hizo uno de nosotros y su influencia y atracción no dejan de ser impactantes-conscientes o no de ello-marca en el espíritu humano el deseo de arreglar los asuntos serios, el deseo de toda persona de buena voluntad, de ser mas bueno o buena, porque se acerca la noche de paz, la noche del Amor. En esta su primera venida el Hijo de Dios se nos ofrece como Amigo  (Juan 15, 14-15). El apostal Juan, el más joven de los doce, “el discípulo al que Jesús amaba” (Juan 13, 23) a quien la tradición cristiana lo pinta reclinado sobre el pecho del Señor, llevaba fuego, pasión e ímpetu incontrolable: “Señor, ¿quieres que mandemos fuego del cielo para consumirlos?”, (Lucas 10, 54) decía el joven Juan al Señor, pero El se dio vuelta y lo reprendió. El joven Juan que reclinaba su cabeza en el pecho del Señor, aprendió de su Maestro la ternura hacia todo ser humano, sin dejar de ser claro en la Verdad que anunciaba: “La noticia que oyeron desde el principio es esta: que nos amemos los unos a los otros” (I Juan 3, 11). Entre el arco del fuego por consumir a los que lo rechazan y hablar con la ternura que habla en sus cartas, Juan paso por el crisol del pecho de su Amigo, que además era y es su Señor.

Muchos decimos: ¿Por qué me tengo que confesar delante de un sacerdote, que es un hombre como yo? En ese sentido tienen razón. Pero acaso no “confesamos” ante otros extraños nuestra vida y obra. ¿Cuál es la diferencia? En el sacerdote esta Cristo, que como a Juan le ofrece su pecho, y sobre todo llevarlo con su sabiduría y mansedumbre desde el fuego a la ternura. Aceptamos que no se comparta nuestra fe. Pero anunciamos que el fuego destructor esta en todo corazón y el pecho del amigo, Cristo, esta abierto para todos los que, cansados del camino, quieran para si y los que aman “descanso en el Señor”. Por eso invitamos a todos los Hijos de Dios a que recurran al sacramento de la Reconciliación, al pecho del Amigo, Cristo Jesús, que además de hombre tiene el poder, por ser Dios, de darnos su perdón, su paz y su amor. Aunque estemos “lejos” si damos un paso hacia el, nos vera, se conmoverá y correrá hacia nosotros, abrazándonos, besándonos; nos pondrá un vestido nuevo, anillo de alianza, ¡siempre somos su Hijos! Y sandalias, signos de  libertad y nos invitará a comer el cordero, la fiesta. “Porque hay mas alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse” (Lucas 15, 7)

CONFESIONES: VIENRES 14 20,00 HS. TEMPLO PARROQUIAL

VIENEN SACERDOTES DEE LAS PARROQUIAS VECINAS

p. CARLOS

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios