Domingo 19 de Septiembre de 2021

Hoy es Domingo 19 de Septiembre de 2021 y son las 10:56 PUBLICITE EN FM AMANECER y EN ESTE PORTAL INFORMATIVO – Solicite promotor publicitario al 02392-15404730 o pida presupuesto enviando un mail a fmamanecer3l@gmail.com

  • 20.1º

EDUCACIÓN

31 de julio de 2014

DOCENTES BONAERENSES ANUNCIAN PARO PARA LUNES Y MARTES

El conflicto docente en la provincia de Buenos Aires, que a comienzos de año había paralizado las clases durante casi un mes, volvió a recrudecer ayer con el anuncio del Frente Gremial Docente de un paro por 48 horaspara el lunes y martes próximos, cuando tendrían que reanudarse las clases tras las vacaciones de invierno.
Los sindicatos de maestros reclaman mejoras salariales, ya que -aseguran- la inflación ha impactado negativamente en sus salarios, y exigen un monitoreo de los indicadores económicos para actualizarlos, además de mejoras en infraestructura escolar.
Más información en el interior de la nota.

Vuelven al paro los docentes de las escuelas bonaerenses

Piden una suba salarial porque la inflación diluyó el último aumento; no habrá clases el lunes y el martes

     

La medida será por 48 horas. Foto: Archivo 

LA PLATA.- El conflicto docente en la provincia de Buenos Aires, que a comienzos de año había paralizado las clases durante casi un mes, volvió a recrudecer ayer con el anuncio del Frente Gremial Docente de un paro por 48 horaspara el lunes y martes próximos, cuando tendrían que reanudarse las clases tras las vacaciones de invierno.

Los sindicatos de maestros reclaman mejoras salariales, ya que -aseguran- la inflación ha impactado negativamente en sus salarios, y exigen un monitoreo de los indicadores económicos para actualizarlos, además de mejoras en infraestructura escolar.

Así, las clases de 4,7 millones de alumnos en la provincia vuelven a estar en riesgo por las medidas de fuerza. Al formular el anuncio, en un comunicado, los gremios argumentaron que la huelga se realizará "ante el incumplimiento de los acuerdos paritarios y la falta de convocatoria del gobierno [de Daniel Scioli] para realizar un monitoreo de los índices económicos".

La presidenta de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini, precisó que "el paro surge como parte de un incumplimiento del gobierno de una de las cláusulas firmadas en el acuerdo de fines de marzo pasado, que preveía analizar la evolución del salario en una mesa de trabajo permanente para evitar la pérdida del poder adquisitivo".

Un estrecho colaborador del gobernador Scioli dijo a LA NACION que si bien la medida de fuerza no sorprendió, ya que uno de los sindicatos -Udocba- había adelantado la convocatoria a un paro, lo que les llamó la atención fue que el anuncio de la huelga fuera realizado por los gremios mayoritarios, con los que se venían reuniendo.

La decisión de no dictar clases el lunes y martes fue consensuada por la FEB y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (Suteba), que además de ser los mayoritarios están enrolados en las centrales obreras oficialistas.

"Llegamos a mitad de año con una comisión técnica salarial que está funcionando, pero no incluye esta discusión. Tenemos en claro que el poder adquisitivo de nuestro salario no deja de caer por la inflación, el aumento de los servicios, la nafta, impuestos y alimentos", enumeró Petrocini.

Consultado por LA NACION, el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, dijo: "Es poco serio que faltando dos días hábiles para que comiencen las clases anuncien un paro. El tema inflacionario no se ha disparado. Y se están resolviendo los problemas de infraestructura que nos vienen reclamando los maestros. Pero no podemos hacer todo al mismo tiempo: es ilógico que en un sistema con 20.000 escuelas no haya algún problema. No entendemos por qué el apuro para convocar a una huelga".

Una fuente de la gobernación atribuyó el anuncio del paro docente a una presión interna de las propias bases de los gremios. "Hay mucha disputa interna y por eso creemos que tuvieron que salir a convocar esta huelga", dijo.

LOS RECLAMOS

La mirada de los docentes, sin embargo, es otra: dicen que los aumentos acordados no son suficientes para afrontar el aumento del costo de vida y exigen que el gobierno de Scioli, junto con los gremios, realice "un monitoreo de los índices del costo de vida y la evolución de los precios desde marzo de este año".

Los sindicatos también reclaman la creación de nuevos cargos docentes, mejoras en el transporte escolar y la reposición del fondo escuela para gastos menores (caja chica). Por eso, exigen que se convoque a la brevedad una nueva mesa negociadora de contenido salarial y no descartan posteriores medidas de fuerza.

El conflicto gremial a principio de año imposibilitó el comienzo normal de las clases en las 20.000 escuelas públicas y privadas que tiene la provincia. Durante las negociaciones, los docentes se mostraron intransigentes y mantuvieron la huelga durante 17 días hábiles consecutivos. Los chicos perdieron casi un mes de clases.

No obstante, el gobierno provincial pudo llegar a un acuerdo luego de tres propuestas rechazadas por los sindicatos docentes, que posibilitó que el salario inicial de un maestro pasara de $ 3600 a $ 5000, a partir de agosto, a través de aumentos que oscilaron entre 30% y 38%, según las categorías del escalafón docente.

El gobierno bonaerense garantizó que no descontará los días no trabajados y se convino el monitoreo de las variables macroeconómicas en el segundo semestre. Este punto es, precisamente, el que cuestionan los docentes y dicen que no se cumplió.

RECLAMOS EN EL PIZARRÓN

El Frente Gremial Docente justificó la nueva huelga

REAJUSTE SALARIAL

Los gremios docentes sostienen que el aumento del 30 al 38% (según las categorías) otorgado en marzo quedó consumido por la inflación.

MONITOREO

Argumentan que el gobierno de Scioli no cumplió con el seguimiento de los indicadores económicos para actualizar el salario.

RECURSOS

Piden mejoras en el transporte escolar y la reposición de un fondo para que las escuelas cuenten con una "caja chica".

SUELDOS Y DÍAS DE PARO

Con el acuerdo firmado a fines de marzo, tras una prolongada huelga, el salario inicial de los maestros bonaerenses pasó de $ 3600 a 5000, a partir de agosto. Se perdieron 17 días de clases..

COMPARTIR:

Comentarios