Sábado 25 de Junio de 2022

Hoy es Sábado 25 de Junio de 2022 y son las 08:26 - PUBLICITE EN FM AMANECER y EN ESTE PORTAL INFORMATIVO – Solicite promotor publicitario al 02392-15404730 o pida presupuesto enviando un mail a fmamanecer3l@gmail.com

  • 20.1º

LA RADIO

9 de septiembre de 2013

MARCOS FOLGAR: "POR QUE ME VOY A QUEJAR SI YO SOLO ME QUEDE CIEGO"

Marcos Folgar fue corresponsal de FM AMANECER desde la ciudad de Mar del Plata en un programa que se llamaba Sinopsis y se emitía los sábados conducido por Marcos Amutio, Facundo Gilardotti, Jacqueline Carreira y Sebastián Beneitez.
Marcos es oriundo de Salazar donde jugaba al fútbol y quedó ciego hace trece años.
A pesar de eso estudió y se recibió de licenciado en Comunicación Social en la Universidad Nacional de La Plata.
Nos permitimos compartir esta nota que encontramos hoy y que se titula: "Por qué me voy a quejar, si yo sólo me quedé ciego".
Todo un ejemplo. Desde FM AMANECER y este portal informativo le envíamos un gran abrazo. Acceda a la nota completa haciendo click en el título. Fuente: lacapitalmdp.com

Hoy no es un día más para Marcos Folgar, ya que se va a recibir de licenciado en Comunicación Social en la Universidad Nacional de La Plata. Junto a su esposa, hija y amigos va a celebrar el esfuerzo realizado durante ocho años de viajar semanalmente a La Plata, cursar cerca de 10 horas corridas, regresar sin dormir y volver a las tareas diarias. Es que Marcos se quedó ciego hace 13 años, y desde entonces no sólo su vida cambió, sino también su filosofía de vida. "Por qué me voy a quejar, si yo sólo me quedé ciego", dice Marcos (38 años) entre risas.

En 1999, mientras jugaba un partido de fútbol, comenzó a sentir las consecuencias de una infección ocular que lo dejó ciego. "Yo tengo glaucoma congénito, que es presión ocular. Tenía miopía, era chicato como tantos, pero estudiaba, trabajaba y practicaba deportes. En agosto de 1999 me agarra una infección muy fuerte que me produce la ceguera. Estaba jugando al fútbol en Camet y tuve que viajar en avión de urgencia a Buenos Aires y volví a los 40 días, ciego", relata Folgar.

Marcos es conocido por muchos porque conduce el programa de televisión "Quiero verte bien", donde se cuentan historias de vida de personas con discapacidades. Lleva tres años en el aire, ganó un Martín Fierro y el Premio al mejor programa de Télam, lo que le abrió muchas puertas para seguir creciendo en lo laboral. A esto le suma su trabajo en la radio a través del programa "Quo Vadis" en la 105.1 que está en el aire desde hace 12 años.

"A partir de mi ceguera, empecé a pensar cómo podía reinsertarme en la sociedad  y como siempre vi en la radio algo fantástico, me lancé", cuenta Marcos quien recuerda que para entonces ya se había recibido de técnico superior en Turismo, entonces decidió "unir sus dos amores", la radio y el turismo, a través de un programa.

Cuando empezó a trabajar en radio, Marcos consideró que no podía ejercer una profesión sin haberla estudiado, entonces se sumó al desafío de otra carrera: "Alguien puede venir a decirme que le gusta o no lo que hago, pero no quiero que vengan a decirme que estoy robando o haciendo algo para lo que no estudié, entonces me decidí a empezar la licenciatura en La Plata, porque quería que el título fuera nacional".

Así fue que un día se sentó frente a su esposa Erica, le comunicó la decisión "que siempre me apoyó", y emprendió el desafío de viajar todas las semanas a La Plata. "Llegaba allá a las 4 ó 5 de la mañana, me tomaba un micro hasta el departamento de unos amigos hasta las 7.30 para irme a la facultad y me la pasaba cursando hasta 10 horas, para meter la mayor cantidad posible de materias", cuenta. Este peregrinar le demandó 8 años, y hoy llega a su fin cuando defienda la tesis.

"Por ahí suena feo que yo lo diga, pero fue mucho esfuerzo y con esto quiero demostrar que se puede, y así darle fuerzas a las personas que no se animan", dice Marcos, quien durante años escuchó las grabaciones de los textos que amablemente le hizo Cristina y que le permitieron estudiar. "Cada vez que empezaba una materia, le decía al profesor que yo era ciego, que venía de Mar del Plata pero que no quería que me regalaran nada. Así que la verdad es que siento que todos me apoyaron y respetaron y jamás me sentí discriminado", recuerda Marcos.

Hoy tanto esfuerzo llega a su fin. "Vamos con la familia para La Plata y ya tenemos todo listo para festejar", dice el joven para quien la pérdida de la vista no fue un impedimento para seguir adelante y demostrar que se puede.

COMPARTIR:

Comentarios